Cromoterapia en la decoración de tu hogar


La cromoterapia es un método empleado en medicina alternativa consistente en la utilización los colores como elementos curativos, antidepresivos, estimulantes, regenerativos y mantenedores del equilibrio y de la armonía.

Muchos expertos dudan de su eficacia dentro de la medicina pero lo que sí es cierto es que sin saber muy bien porqué en ocasiones entramos en una habitación y notamos una sensación de paz y calma, como si ese lugar nos trasmitiera un bienestar. Por el contrario, hay lugares en los que al entrar nos sentimos incómodos, inseguros y vulnerables.

Una de las causas de esas sensaciones positivas puede estar provocada precisamente por una armoniosa combinación de los colores que forman ese espacio.

Ciertos colores son astringentes como el rojo, el naranja o el amarillo. El azul ayuda a la extroversión , mientras que el rojo permite la introversión. Ciertos colores como el rojo y el naranja hacen subir la temperatura de una habitación; son los llamados colores calientes. Otros por el contrario como el azul, el índigo o el gris son colores fríos. Te mostramos una pequeña muestra de lo que pueden hacer los colores de tu casa por tu estado de ánimo:

 

  • Rojo: Estimula el espíritu.
  • Naranja:Color antifatiga. Favorece la buena relación cuerpo-espíritu, aumenta el optimismo.
  • Amarillo: Estimula el intelecto. Antifatiga mental, antimelancolía.
  • Limón: Estimula la concentración.
  • Verde: Color sedativo, reposa y fortifica la vista. Tempera la excitación sexual. Calma el insomnio. Calma la nerviosidad y la cólera. Cambia las ideas.
  •  Azul: Refrescante. Combate el egoísmo. Efecto de paz y tranquilidad. El azul “abre” la mente.
  • Violeta: Disminuye la angustia, las fobias y el miedo. Elimina la rabia y la violencia.
  • Purpura: Color hipnótico. 


Añadir comentario

(requerido)  
(opcional)
(requerido)  
Recordarme