• 26 Oct

    Cromoterapia en la decoración de tu hogar

    La cromoterapia es un método empleado en medicina alternativa consistente en la utilización los colores como elementos curativos, antidepresivos, estimulantes, regenerativos y mantenedores del equilibrio y de la armonía.

    Muchos expertos dudan de su eficacia dentro de la medicina pero lo que sí es cierto es que sin saber muy bien porqué en ocasiones entramos en una habitación y notamos una sensación de paz y calma, como si ese lugar nos trasmitiera un bienestar. Por el contrario, hay lugares en los que al entrar nos sentimos incómodos, inseguros y vulnerables.

    Una de las causas de esas sensaciones positivas puede estar provocada precisamente por una armoniosa combinación de los colores que forman ese espacio.

    Ciertos colores son astringentes como el rojo, el naranja o el amarillo. El azul ayuda a la extroversión , mientras que el rojo permite la introversión. Ciertos colores como el rojo y el naranja hacen subir la temperatura de una habitación; son los llamados colores calientes. Otros por el contrario como el azul, el índigo o el gris son colores fríos. Te mostramos una pequeña muestra de lo que pueden hacer los colores de tu casa por tu estado de ánimo:

     

    • Rojo: Estimula el espíritu.
    • Naranja:Color antifatiga. Favorece la buena relación cuerpo-espíritu, aumenta el optimismo.
    • Amarillo: Estimula el intelecto. Antifatiga mental, antimelancolía.
    • Limón: Estimula la concentración.
    • Verde: Color sedativo, reposa y fortifica la vista. Tempera la excitación sexual. Calma el insomnio. Calma la nerviosidad y la cólera. Cambia las ideas.
    •  Azul: Refrescante. Combate el egoísmo. Efecto de paz y tranquilidad. El azul “abre” la mente.
    • Violeta: Disminuye la angustia, las fobias y el miedo. Elimina la rabia y la violencia.
    • Purpura: Color hipnótico. 
  • 10 Oct

    Aprovéchate de la luz natural

    Hoy os presentamos algunos consejos  que puden serviros a la hora de aprovechar la luz natural . Si quereis reformar o rediseñar algunos espacios de vuestra casa no dejéis de leer nuestros consejos.

    Ampliar espacios aprovechando la luz natural

    La luz natural convierte a cualquier decoración en una mas atractiva, ya que los colores y texturas se ven mejores con esta luz que con cualquier otra. Pero la luz del sol no solo es buena para tus interiores, sino también para tu humor.

    Cambia los cristales

    Puedes aplicar cristales fijos a las ventanas, es una excelente manera de agrandar las ventanas, abriendo huecos en la fachada.  Aunque los cristales queden fijos es una muy buena opción para ganar luz en cualquier habitación.

    Por otro lado también puedes recurrir a las puertas de cristal, que son excelentes para ganar y potenciar luz en los espacios pequeños.

    Coloca espejos

    Una excelente solución cuando no puedes aplicar cristales fijos o puertas de vidrio es recurrir a los espejos , ya que los mismos reflejan la luz, por eso los muebles revestidos con este material, son excelentes para proyectarla y animar esos rincones oscuros de nuestra casa. El efecto es especial si lo colocas frente a una ventana y colocas una lámpara encima.

    Así mismo las espejos de gran tamaño, son un recurso sencillo pero muy eficaz para multiplicar la luz y agrandar los espacios, cuanto más grandes sean mucho mejor, en especial si van de pared a pared, del suelo al techo y no poseen marcos, bien iluminado o situado frente a una ventana, darán la sensación no solamente de que el ambiente es el doble de grande, sino que será un nuevo foco que lo hará mucho más luminoso.

    Colores estratégicos

    Algunos colores absorben la luz, mientras que otros la reflejan. Es importante que escojas los colores adecuados si estas dispuesto a darle una nueva capa de pintura a tu hogar. En general, los colores oscuros no son la mejor opción si quieres aprovechar la luz natural, mientras que los colores brillantes o el blanco, son la mejor solución.

    Elige colores claros para paredes y techos, y también para el piso con pinturas, materiales o alfombras.

    Poda las plantas y árboles

    No te olvides del exterior tampoco. Para que la luz pueda entrar libremente, las ventanas no deben estar tapadas ni del interior ni del exterior. Si tienes plantas o arbustos que sean demasiado grandes y cubran la luz de llegar al interior, tendrás que podarlos. Lo mismo con arboles que puedan tapar la luz del sol. Puedes cortar algunas ramas estratégicamente localizadas sin necesidad de podar el árbol completamente.

    Accesorios y complementos

    Coloca elementos decorativos claros, o con transparencias (vidrios, jarrones y demás). Puedes hacer esto en sólo un día de trabajo, gastando poco para aclarar virtualmente cualquier estancia del hogar. Estos elementos aportarán brillos especiales, y darán además más liviandad al espacio.