El salón, espacio de ocio y reunión familiar


Con el paso del tiempo, el salón ha terminado convirtiéndose en el centro de reunión familiar, así como un espacio de ocio en el que cada miembro busca la manera de llevar a cabo sus necesidades y hobbies. Sin embargo, el espacio limitado de los pisos ha hecho que el salón, además, albergue muchas más tareas como la de comedor, biblioteca, e incluso estudio.

Aprovechar de manera eficiente todo el espacio de la estancia y mantener el orden será necesario si queremos lograr un salón confortable. Además, la decoración nos ayudará a ampliar visualmente la estancia, haciéndola mucho más agradable.

1. La elección de mobiliario multiuso resulta más que recomendable para aquellos lugares pequeños. Por ejemplo, un sofá cama nos ayudará a albergar a nuestras visitas sin ocupar espacio el resto del tiempo, los pufs no sólo nos servirán de asiento, sino que también pueden hacer la función de mesa auxiliar siempre que sea necesario. 

2. Los muebles modulares resultan muy útiles para lograr la combinación que más se ajuste a nuestras necesidades. Además, resultan mucho más personales y se pueden adaptar siempre que queramos. El mobiliario con compartimentos para el almacenaje resulta realmente útil a la larga.

3. Los sofás, además de modulares, resultarán mucho más prácticos si disponen de un hueco para el almacenaje. Así, los objetos que no queremos tener a la vista pueden estar a buen recaudo. 

4. En sitios pequeños y oscuros, lo ideal es optar por materiales livianos. Huir de maderas macizas y oscuras, y decantarnos por el cristal y el metal, ya que, visualmente, ocupan menos espacio.



5. Debemos ser conscientes del espacio disponible y buscar la mejor distribución de los objetos. Así, si no tenemos mucho sitio entre sofá y televisión, deberemos pensar en no poner mesa de centro o elegir una de un tamaño reducido, que no nos impida un paso limpio por la zona.

6. Los muebles a medida o muebles de obra se adaptarán siempre mucho mejor a nuestras necesidades, sin embargo, su precio suele ser elevado. Una alternativa pueden ser los muebles plegables. Sillas apilables o plegables y mesas extensibles nos permiten acoger a las visitas sin ocupar espacio durante el día a día. 

7. Como ya sabemos, la iluminación puede ser un factor decisivo a la hora de decorar nuestro salón. Debemos procurar lograr una iluminación general que cubra todas las zonas de la estancia, reforzando cada una de ellas con una luz puntual, según los usos que se les den. Una estancia con mucha luz (sin que deslumbre) dará una visión más amplia y limpia.


8. El color, junto con la iluminación, ayudará a darle la luminosidad y amplitud necesaria a nuestro salón. En espacios pequeños debemos huir los colores oscuros, que no reflejan la luz, y optar por los colores claros, como amarillos y neutros. El contraste de los claros con los oscuros empequeñecerá el espacio, por lo que debemos evitarlo. 

9. El uso de espejos ayuda a expandir la luz por toda la estancia gracias a sus reflejos. Un método fácil, sencillo y clásico para decorar e iluminar el salón.



10. Integrar cocina, salón y comedor en uno puede ser una buena opción para hacer que cada una de estas zonas parezca más amplia. Sin embargo, si no queremos realizar obras, siempre podemos optar por aprovechar bien todos aquellos rincones muertos como esquinas o columnas, colocando rinconeras o baldas. Además, podemos colocar estantes en las paredes, ya que nos serán útiles para colocar objetos necesarios o decorativos y no ocupan mucho espacio visualmente.

 



Añadir comentario

(requerido)  
(opcional)
(requerido)  
Recordarme